ENCE: no dar por imposible algo que no se inició

En la campaña en que los socialistas alcanzamos la presidencia de la Xunta, año 2005, el PSdeG-PSOE resumió su posición con esta frase: “Ence sí, pero no ahí”. En esos años, se intentó lograr un acuerdo con la empresa en base a la energía eólica, operación que, por desgracia, se frustró. En aquel momento las cuentas le salían a la empresa, que no hacía ningún asco a tal planteamiento. Y, por cierto, soy testigo directo de cómo el presidente, preocupado por el desarrollo de la comarca y por el empleo, le indicaba a su conselleiro de Traballo, que era preciso promover un Plan de Industrialización que acompañara esa negociación.

Ya anteriormente, en las municipales de 1995, los socialistas pontevedreses hablábamos del Horizonte 2018, manifestándonos en contra del PECHE XA!, y a favor de entablar negociaciones con ENCE para su cambio de ubicación.

En el año 2009, el Partido Popular ganaba las elecciones por mayoría absoluta y Núñez Feijóo se alzaba con la presidencia de la Xunta. Con respecto a ENCE, se abandonó todo atisbo de negociación y se dejaron pasar los años no sin que la postura del Partido Popular dejara de depararnos sorpresas.

La llegada de Telmo Martín como candidato a la alcaldía de Pontevedra tuvo como consecuencia que el PP mudara su postura sobre ENCE y se decantara por el traslado de la empresa a una nueva ubicación en el municipio. Asímismo, también el Grupo Popular en el Hórreo, con el voto también a favor de Núñez Feijóo, se pronunciaba por el traslado de ENCE en votación unánime del conjunto de la cámara gallega.  Votación unánime que también se diera en el Pleno del concello pontevedrés.

El tiempo pasaba y el gobierno de Feijóo en ningún momento dio muestras de pretender abrir una mesa de negociación con la empresa. Simplemente no se hacía nada. Sospechosa forma de actuar e incoherencia total respecto del mandato del Parlamento de Galicia. Finalmente, por razones que están en la mente de todos -unas serán ciertas y otras problablemente también- Mariano Rajoy al frente de un gobierno en funciones, daba un golpe de timón concediendo a ENCE una prórroga de 60 años.

Esos 60 años de concesión, hasta el año 2073, fueron una gran losa caída sobre una gran mayoría de pontevedreses que pretendíamos ver algún día una ría sin ENCE. Y, por cierto, una sorpresa enorme para altos responsables del Partido Popular que -permítaseme guardar la confidencialidad- directamente me confesaban no entender la necesidad de una prórroga de tamaña duración y que, aún entendiendo que la crisis exigía una defensa férrea del empleo, no veían justificado un margen tan amplio de tiempo.

Desde el grupo socialista argumentamos que ni podía justificarse la urgencia de la concesión, ni que la misma pudiera hacerse desde un gobierno en funciones. Pero el PP de Mariano Rajoy impuso el rodillo de su mayoría absoluta. Por supuesto, de negociaciones con la empresa para posibilitar un cambio de ubicación en base a ese aumento de la concesión nada que hablar. El “regalo” de Rajoy fue a cambio de nada. Aquellos que compraron una empresa a un precio calculado en base a su caducidad en el año 2018, se encontraron con 60 años más de producción que, estimando los actuales beneficios (más de 50 millones anuales) significan 3.000 millones de euros libres de polvo y paja. 

A partir de ahí se sucedieron los recursos de varias entidades y también del concello de Pontevedra. Los procesos judiciales son lentos, pero inexorables, y la Abogacía del Estado estimó que procedía allanarse ante los argumentos presentados en los citados recursos. En resumen, que la concesión otorgada sobrepasaba los 75 años máximos que la ley permite. La concesión a ENCE data del año 1958, sumados 75 años, el límite máximo sería el año 2033 y no el 2073.

Hay quienes pretenden entender que la Abogacía del Estado es un órgano al servicio del gobierno de turno, pero tal argumentación no se sustenta. Quien haya visto el primer informe de la Abogacía del Estado, el de Rajoy, verán que carece de argumentación jurídica y poco más era que un relatorio de los pasos dados en la solicitud de la concesión, no sucede así con el actual que, ante los recursos presentados, ha tenido que aportar abundante argumentación jurídica para expresar su conclusión final.

La pelota está en el tejado de la Justicia. Un proceso que, con los recursos que sin duda se darán, se presume largo. No sabemos cuál será la solución final, pero sí estamos firmes en la postura que los socialistas mantenemos sobre esta cuestión: 

1.- Que entendemos que la riqueza forestal de Galicia es un vector económico de gran importancia y que debe seguirlo siendo con la implementación de un Plan Forestal de Galicia que optimice todos sus recursos.

2.- Que apostamos por la presencia de ENCE en Galicia como un gran activo industrial que debiera complementarse con la instalación de nuevas empresas que permitan el cierre del ciclo del papel.

3.- Que es necesario abrir negociaciones entre la Xunta, el concello y el gobierno central con ENCE para poder conciliar la presencia de la pastera en una nueva ubicación en la comarca de Pontevedra que permita conjugar la presencia industrial de la empresa con la riqueza medioambiental de la ría de Pontevedra y de su entorno. No me resisto a indicar aquí que en reuniones mantenidas con la empresa no hace demasiado tiempo, en nuestra ciudad, se manifestaban abiertos a debatir esta cuestión (luego, públicamente, siempre señalan que es imposible y que se van).

En cuanto a la postura de los trabajadores, no es nada difícil ponerse en su papel ante lo que ven como incertidumbre de sus puestos de trabajos. En su caso todos adoptaríamos una posición similar, si bien echo de menos que no insten también a la empresa a sentarse en una mesa negociadora. Y somos también conscientes de que nuestra propuesta no es un proceso fácil, que será un proceso complejo, pero no se puede dar como imposible algo que ni siquiera se ha iniciado. Y contamos con margen de tiempo suficiente para poder ponernos a ello.

Gracias por compartirlo en tus redes:

5 comentarios en “ENCE: no dar por imposible algo que no se inició”

  1. tirar la piedra y esconder la mano…..los socialistas os habéis metido en un lio por pura ignorancia; no saber lo que significa ence para Galicia y el sector forestal. La mesa para un traslado todavía esta barnizándose y la empresa ya ha dicho que Pontevedra o ….Portugal. Alguno teme por su puesto de salida en listas electorales y a lo mejor tiene que irse para su casa…..

  2. Sempre que xorde o debate sobre Ence lémbrase a perda de postos de traballo que suporía a desaparición desta empresa, pero tamén sería xusto pensar no emprego que se crearía cunha ría limpa e saneado.
    Gracias, Mariano, polo regalo de última hora. Adiante, Guillermo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.