Populismo Político versus Populismo Económico

En el mes de junio del pasado año 2018, en el periódico La Vanguardia, podía leerse una interesante entrevista a Dani Rodrik, profesor de Economía en Harvard, en la que este prestigioso economista hacía una interesante reflexión acerca del populismo que creo interesante recordar.

Rodrik diferencia dos tipos bien distintos de populismo: el populismo político y el populismo económico. Al primero de ellos, populismo político, no duda en calificarlo como dañino, basado en la demonización de las minorías o de los inmigrantes. Pero, por el contrario, cuando habla del populismo económico canta las excelencias y la utilidad del mismo para las sociedades actuales.

Para este profesor, el populismo económico y aquél que «ataca las desigualdades, promueve una tasación progresiva de las rentas, aboga por una mayor intervención del Estado o la reducción de la influencia de las finanzas», políticas que entiende deseables en el mundo de hoy.

Y recordaba en estos días la citada entrevista mientras procedía a releer algunos de los artículos de mi admirado profesor Antón Costas, catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, concretamente el publicado el pasado 12 de diciembre, también en el periódico La Vanguardia, bajo el título «Clase media empobrecida y airada».

En su artículo, que no tiene desperdicio, Antón Costas recuerda como Dani Rodrik defiende «la necesidad de un populismo económico que permita que los beneficios del crecimiento se repartan de forma justa entre todos los sectores de la población».

Dejo a continuación los enlaces a la entrevista de Dani Rodrik y al artículo de Antón Costas, basta con pulsar en las imágenes para acceder a cada uno de ellos.

Gracias por compartirlo en tus redes:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.