Pedro Sánchez: La buena, no puede haber mala.

En más de un artículo periodístico se puede leer que los resultados de las elecciones primarias del PSOE tienen dos interpretaciones, la buena, un líder escogido por la militancia, y la mala, un partido dividido. No puedo estar más en desacuerdo.

Tal interpretación sería la mejor argumentación para señalar que las elecciones primarias son solo buenas cuando se dan en circunstancias de adhesiones inquebrantables y mayorías sobradas. Tal interpretación deduce, asímismo, que, de no darse esa mayoría sobrada para uno de lo candidatos, la militancia “perdedora” mantendrá las espadas en alto y continuará, de forma más o menos soterrada, la lucha encarnizada contra el ganador. Esto es, se producirá un estado de permanente confrontación orgánica.

No pretendo que la lectura de las elecciones primarias desde esa óptica responda a criterios gratuitos de sus autores. Las circunstancias que relatan han sido una frustrante realidad en no pocas ocasiones -con primarias y sin ellas-, pero la causa no será del proceso en sí mismo, sino de los sujetos de ese proceso y de su compromiso como militantes.

Como decía en la entrega anterior, citando a Zygmunt Bauman, hoy más que nunca es preciso la respuesta comprometida de la militancia con los resultados de un proceso democrático del que en su día nos dotamos para procurarnos una persona que encarne la Secretaría General. La unidad de la izquierda, la unidad de los socialdemócratas, la unidad de PSOE, es más necesaria que nunca. Lo contrario significará, siguiendo la cita de Bauman reseñada en la entrega anterior, dirigirnos camino al “comité fúnebre de nuestro propio entierro en una misma y colosal fosa común”.

Tan cierto como que el candidato al que yo apoyaba era Patxi López lo es que, ahora, mi Secretario General es Pedro Sánchez, y así debe serlo para cada militante, fuere quien fuere su candidato.

1 thought on “Pedro Sánchez: La buena, no puede haber mala.

  1. Moi ben dito. É o necesario para que o PSOE volva a ser un partido unido e forte. Así o espero e pido a todas/os militantes.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *